jueves, 29 de octubre de 2015

Ante el riesgo de estancamiento secular

El pasado 19 de octubre, Enrique Titos comentaba en su entrada el concepto de "estancamiento secular" o Secular Stagnation, sin duda, el escenario de riesgo más probable para las economías desarrolladas.


El crecimiento del PIB de China persiste en su pérdida de dinamismo mientras que el de EEUU está moderándose por, entre otros factores, la apreciación del USD. A diferencia de lo observado en el último lustro, el Área euro va a contracorriente, al presentar una mejora de sus indicadores. Ahora bien, el ritmo de avance del PIB (1,5%) no es satisfactorio o, al menos, es insuficiente como para paliar dos de los problemas más graves de nuestra economía: la elevada tasa de paro y el persistente déficit público en algunos países. Pero el crecimiento tampoco permite terminar con otra anomalía no menos peligrosa: las reducidas tasas de inflación y la creciente probabilidad de que nos instalemos en un entorno de deflación. 

miércoles, 28 de octubre de 2015

La Economía de las Plataformas o Marketplaces


Uber es el mayor gestor de transporte urbano en coche del mundo. Google y Facebook son los mayores anunciantes globales. Amazon es el mayor comercio global. Airbnb ofrece más habitaciones que ningún hotel. Pero Uber no posee coches, Google y Facebook no tienen imprentas, Amazon no posee centros comerciales, ni AIRBNB tiene en su activo propiedades. Se ha producido un cambio de paradigma: ya no es clave el poseer activos físicos para ser muy rentable, lo realmente importante es concitar entornos donde “usuarios" se encuentran en un mercado que posibilita transacciones entre ellos. 

La mayoría de las compañías cotizadas en el mundo tienen enormes balances, activos reflejados en instalaciones, cadenas de montaje, propiedades, y gran cantidad de deuda para financiar la capacidad instalada. La diferencia entre ingresos por ventas, costes de fabricación y costes de capacidad instalada unido a los costes de la deuda o ingresos por posición de caja componen su beneficio antes de impuestos. Son estructuras de lento cambio, donde además la amortización de las inversiones a plazos largos hace aún más difícil los cambios de estrategia  - aunque la situación lo justifique si hay que cambiar el rumbo -. Son las compañías y estados del siglo XXI

lunes, 19 de octubre de 2015

¿Cuando volverá el crecimiento económico?

Una buena parte de la gente se pregunta hasta cuando permaneceremos en situación de crisis económica, pregunta quizá retórica porque seguramente todo es relativo a quien se pregunta y si bien en España sabemos que llevamos al menos seis años de crisis, seguramente en Alemania la percepción de su propia situación ha sido distinta. O en EEUU, que este año puede crecer por encima del 3%.

Sí que abunda el consenso de que los medios en general de que el mundo está en crisis económica porque si bien el PIB no es negativo, sí hay indicadores de bajada de producción en unos casos, caída de materias primas que afecta a países productores, o la propia desaceleración de China por sólo citar algunos, que avisan de que el camino está lleno de incertidumbres.

Moises Naim nos trata de responder identificando las causas de la crisis y apunta al menos dos de ellas sobre las que valdrá la pena profundizar: el nivel de deuda de los países, y la hipótesis del "estancamiento secular" de Larry Summers.

miércoles, 14 de octubre de 2015

España y el Euro, conferencia de Tano Santos en la Fundación Rafael del Pino

El profesor Tano Santos impartió una conferencia magistral en la FRP el 13 octubre sobre el impacto de la adopción del Euro en algunos países de Europa, entre ellos España y las consecuencias de la pérdida de moneda propia nacional. El profesor Santos es uno de los fundadores del blog Nada es Gratis, de reconocido prestigio por sus análisis de la situación política, social y económica. 

La creación del euro no fue el resultado de un consenso informado  y un debate de la población europea,  sino la decisión de un grupo de líderes políticos que fundamentalmente buscaban:

  • razones económicas: mejoras de eficiencia entre países crecientemente integrados comercialmente. La cuota de comercio exterior de los países europeos respecto a su PIB está entre los más altos del mundo con cerca del 60% de media.
  • razones políticas: la necesidad de dar un encaje a Alemania ante la sobrevaloración secular del marco desde 1970. Desde entonces, el franco francés ha perdido la mitad de su valor y la lira italiana ha perdido hasta 6 veces su valor.

El euro se diseña de forma errónea, suponiendo que las ventajas en materia de política monetaria única con tipos de interés más bajos serían suficientes sin reformas estructurales del mercado interior al tiempo que se establecen criterios de sostenibilidad de las cuentas públicas de cada país.  El euro no se diseña pensando en gestión de crisis derivadas de asimetrías en el comportamiento y las políticas nacionales de cada uno de los integrantes. El euro se crea como mínimo común denominador para seguir la construcción europea ante una Alemania no dispuesta a la cesión de soberanía política. 

domingo, 4 de octubre de 2015

Ciberespacio: De ratones y hombres


Por Ángel Gómez de Ágreda

Según se publicó por el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) el 15 de mayo de 2015 en http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2015/DIEEEO51-2015_Ciberespacio_AGdeAgreda.pdf

El concepto de ciberespacio

La mayor parte de los que se aproximan al concepto del ciberespacio lo hacen desde una perspectiva parcial que no tiene en cuenta vertientes completas del mismo. El ciberespacio no es solo tecnología, ni es solo un entorno en el que operar y comunicarse. Sin una adecuada comprensión del carácter dual del término, las conclusiones a las que lleguemos sobre su explotación y sobre su regulación serán, con toda probabilidad, erróneas o, en el mejor de los casos, ineficientes.

El primer paso para entender de qué estamos hablando es asumir que en el ciberespacio coexisten, como en el título de la novela de John Steinbeck, ratones y hombres, tecnología y usuarios.

Internet y el resto de las redes son una creación humana diseñada para facilitar nuestras comunicaciones y, por lo tanto, son radicalmente diferentes de los entornos naturales a los que nos adaptamos pero sobre los que no tenemos "derechos de administrador". Olvidar los componentes sociológico y psicológico del entorno digital nos llevaría a soluciones tecnológicas que perfeccionarán la ingeniería del sistema, pero que acabarían por perder de vista el fin con el que se creó. Tampoco podemos ignorar que, además de un escenario, el ciberespacio es también el vector que utilizamos para movernos por él.

Finalmente, como escenario trasversal en el que más de tres mil millones de humanos habitamos a diario, el ciberespacio tiene su equivalencia más con la biosfera en su conjunto que con los commons con los que frecuentemente lo hemos comparado[1]. Una regulación incorrecta o insuficiente tiene el potencial de alterar a los seres humanos que "vivimos en él". La voces alarmistas que alertan sobre los usos delictivos que se hacen de internet hoy en día están aun infravalorando, con mucho, la amenaza que la "ciberesfera" supone para el modo de vida clásico.