viernes, 16 de febrero de 2018

Sesgo de confirmación y redes sociales

Uno de los sesgos más estudiados en Behavioral Finance es el de “confirmación”, según el cual, cuando adoptamos una posición larga o corta en un activo financiero, tendemos a encontrar más argumentos que justifican nuestra opinión que los que están en contra. Si, por ejemplo, consideramos que el ciclo económico es positivo y que es momento de comprar renta variable, nos inclinaremos a dar más credibilidad e importancia a los datos, gráficos o artículos que avalen nuestra tesis. Descartaremos las evidencias que sean contrarias a nuestros planteamientos, o simplemente no las recordaremos.

Es un tipo de sesgo cognitivo y un error sistemático que no reconocemos que guíe nuestras decisiones. Y más aún nos cuesta reconocerlo en el actual contexto de elevado uso de las redes sociales. Hace unos días, Ángel Gómez de Ágreda nos hizo reflexionar sobre la abundante cantidad de información que se puede encontrar en Twitter, LinkdIn, etc. Nos bombardean con datos, gráficos y tablas, de tal forma que nunca como hasta ahora ha sido tan fácil disponer de información. E insistió en que nos lleva a enrocarnos en nuestras ideas. En ese momento caí en que era aplicable a la economía y los mercados financieros. 

El razonamiento es el siguiente: si encuentro en las redes sociales tanta cantidad de evidencias que señalan que la economía está en fase expansiva, que la caída del S&P 500 es una oportunidad de compra o que el USD está excesivamente depreciado, entonces está claro que estoy en lo cierto. No hago más que encontrar datos que apuntan en la misma dirección (la mía), por lo que no puede estar equivocado. Y todo ello sin entrar a valorar la calidad de los tuits. Porque hay tantos, que incluso filtrando los de fuentes rigurosas y fiables, puedo encontrar muchos que demuestran que hay que estar cortos en bonos y largos en volatilidad. Si hay una ciencia social en la que es aplicable esta sobreoferta de opiniones (¡y fiables!) es la economía. Como decía Keynes, “donde hay dos economistas, hay tres opiniones”.

Se produce, por lo tanto, una gran paradoja. La abundante información, que debería servirnos para reconsiderar nuestra opinión, para someterla a contraste, para abrirnos a cambiar de pensamiento, no sólo no sirve para eso, sino todo lo contrario: aferrarnos en nuestra creencia dado que cada vez encontramos más opiniones que están a nuestro favor… ¡y muchas que proceden de economistas o de gestores de carteras de gran prestigio!

Reconozcamos que tendemos a seguir a profesionales que opinan como nosotros (revise su TL). O, desde luego, a hacerles más caso, a retuitearles más (por mucho que algunos adviertan de que no ello no implica estar de acuerdo). Tendemos a pinchar un “me gusta” o “una recomendación” a un gráfico, tabla o frase que está en línea con nuestra visión. Tendemos a olvidar las evidencias contrarias. Espero que estés de acuerdo conmigo en esto.

lunes, 5 de febrero de 2018

La transformación de los medios de comunicación



El cambio de paradigma

Los ciudadanos están dejando de ser espectadores pasivos sometidos a lo que los medios de comunicación tenían a bien presentarles, contenidos generalistas dominados por el entretenimiento. Ello era consistente con un modelo de negocio que perseguía mantener a los espectadores enganchados el mayor tiempo posible al medio (TV, radio, periódicos…) para “monetizar” dicha situación vía publicidad. 

Cada vez más, los medios de comunicación NO son primordialmente medios de información, sino de entretenimiento. Más o menos veladamente, los propios contenidos de “información” política, económica, deportiva, sentimental…. son en realidad “shows” destinados a entretener, incluso planteando artificialmente y a través de un moderador controversias entre los tertulianos con el fin de prolongar el interés de la audiencia… Aquellos (pocos) ciudadanos que busquen una información más rigurosa, que la encuentren en medios especializados (y minoritarios).

Las nuevas tecnologías digitales están propiciando una brecha en relación con los espectadores más jóvenes y usuarios intensivos de las mismas, en concreto de los menores de unos 35 años. Estos parecen ser mas dispersos e inconstantes, mas inconformistas y determinados, al menos los de mayor poder adquisitivo, a ver contenidos enfocados a sus gustos y sin publicidad, pues como usuarios de plataformas de pago como Amazon, aceptan mejor el acceso a contenidos de pago como Netflix, HBO, Amazon Premium… Esto viene también muy unido al éxito comercial de nuevos productos empaquetados en la forma de series, de producción muy atractiva.

martes, 30 de enero de 2018

La deuda, siempre la deuda

La deuda es un arma de doble filo. Conseguir financiación ajena permite, entre otras cosas, invertir y consumir, adelantar al momento presente el disfrute, “vivir por encima de nuestras posibilidades” e incrementar la rentabilidad de nuestro capital (ROE) dado un determinado rendimiento (ROA) del activo en el que invertimos. Pero como esta rentabilidad se sitúe por debajo del coste de financiación, perdamos la fuente de rentas o, lo que es más grave, nuestra inversión sufra una caída de valor, entonces tendremos dificultades para pagar la deuda. Seremos insolventes. Les sucede a las empresas, a las entidades financieras, a las familias y a los Estados. La evidencia histórica es contundente, tal y como se refleja en el gráfico 1.


Gráfico 1. Evolución del crédito privado (excluyendo sectores financieros). % del PIB 

(*) Los diamantes rojos indican inicio de una crisis
Fuente: BIS, BCE


sábado, 27 de enero de 2018

1983

El fenómeno de la posverdad se había convertido en una amenaza para toda la sociedad. La globalización, la ubicuidad de las comunicaciones y la democratización de las noticias parecían no ser tan buenas como se había imaginado.

Lo global escapa al control de lo local, lo regional y lo nacional. Lo ubicuo e inmediato de las comunicaciones impide el control de los contenidos. La democratización de las noticias permite la aparición de ideas no solo contrarias a la ortodoxia, sino muchas veces faltas del más mínimo rigor intelectual.

Había que poner coto a los desmanes producidos por la difusión de contenidos no veraces o no verificables.

Libertad es esclavitud reza nuestro lema en Engsoc. Libertad es esclavitud cuando la libertad se basa en informaciones falsas y se construye la realidad a partir de materiales y cimientos equivocados. La libertad sólo puede construirse desde la verdad. Y la verdad es un concepto tan difícil de definir...

La democratización universalista gobierna a golpe de encuestas. Toda la construcción del Estado se viene abajo con la ruptura del contrato social. No se puede cambiar una parte de una libertad de la que no se goza al no tener dónde apoyarla por una seguridad que ya no puede proporcionar una jerarquía rígida en un mundo descentralizado.

sábado, 13 de enero de 2018

Geoestrategia y geopolítica en el siglo XXI



“We live in a highly complex, technological world – and it's not entirely obvious what's right and what's wrong in any given situation, unless you can parse the situation, deconstruct it. People just don't have the insight to be able to do that very effectively.” 

En la escena actual, es fácil dejarse abatir por la dificultad para entrever los auténticos intereses y las consecuencias de los actos de los que hoy detentan el poder, sea en la economía o en la política. Como consecuencia, acabamos "externalizando" el proceso de construcción de nuestras opiniones, sea por pereza o por incapacidad de desbrozar el complejo panorama. Más que nunca, los intereses están entrelazados, y frecuentemente el tacticismo aparenta ser la norma de comportamiento predominante. Hay no obstante que preguntarse si detrás no hay una estrategia. Detrás de cualquier estrategia ha de haber una ambición y una acción, ya que el cumplimiento de la estrategia requiere la puesta en marcha de una serie de acciones tendentes a conseguir los objetivos. Para ello, un elemento clave es entender el nuevo campo de juego y decidir cómo jugar para conseguir nuestros intereses. 

La raíz geo tiene origen griego y significa "tierra". Ha dado lugar a numerosas palabras relacionadas con un "ámbito" determinado. Geografía es la división de la tierra, y se usa en palabras relacionadas con la biosfera, el clima, un colectivo o un ecosistema. Geo le da perímetro al ámbito. 

lunes, 8 de enero de 2018

Construir opciones para una vida de 100 años


Si pudiéramos simplificar la vida humana y representarla a través de dos dimensiones, espacio/entorno y tiempo, quizá diríamos que estamos viviendo una de las etapas de cambio más apasionantes de la Historia. Como consecuencia de la globalización y de los avances tecnológicos, sin duda estamos viviendo una etapa de cambio acelerado sin precedentes. 

Nunca antes como ahora habíamos considerado tanto la Tierra como nuestro espacio vital de referencia, entendido como ámbito que conocemos y seguimos, en el que vivimos, trabajamos, nos movemos y hacemos negocios de forma física o virtual. Dentro de su riqueza y complejidad, el mundo se ha convertido al menos en nuestra percepción en una realidad más cercana y palpable. No olvidemos que hace menos de 200.000 años éramos tribus dispersas de "homo sapiens" recolectores, limitados a vivir en zonas geográficas no muy extensas, y con relaciones esporádicas con otros grupos. 

Mucho menos hemos avanzado en ampliar nuestro tiempo de vida biológica, al menos hasta el siglo XX, y ello ha sido gracias a los avances médicos, mejores condiciones de vida y trabajo, junto con una mayor concienciación respecto a hábitos saludables. 


Como nuestro tiempo de vida biológica es relativamente corto (leyendas bíblicas aparte como Matusalén), tendemos a no ver la evolución con suficiente perspectiva. Nos parece que la esperanza de vida cambia muy, muy lentamente. Algunas corrientes extremas del transhumanismo hablan que de vamos a vencer la muerte y que los avances tecno-científicos acabarán con ella: a fin de cuentas la muerte biológica es una enfermedad producto de un deterioro y fallo en cadena de los componentes que conforman el cuerpo humano. 

Pero el objetivo no es entrar en debates cuerpo-alma, sino reflexionar sobre lo que ya comenzamos a palpar: una vida de 100 años o más empieza a ser una realidad general cada vez más cercana y sus implicaciones en las personas, en la sociedad como la conocemos, en los trabajos o en las relaciones personales es simplemente enorme. Aún más si como parece se reducen los períodos de senectud. Si además unimos una mayor longevidad biológica con el nuevo marco creado por la globalización, la competencia y el cambio tecnológico y sus efectos en nuestro espacio vital, tenemos todos los ingredientes para una nueva Etapa (mayúsculas).

jueves, 14 de diciembre de 2017

Reflexiones sobre el ciber...



¿Que es el ciber? "Ciber" no es una palabra que encuentre fácil descripción, y sin embargo se ha convertido en un prefijo de uso múltiple a nuestro alrededor: ciberespacio, ciberdiplomacia, ciberbullying, cibercafé, ciberriesgos, cibersexo, ... sólo por emplear unas pocas. 

Lo que sí parece claro es que el ciber tiene algo que ver con la computación, lo digital, con los ceros y los unos producto de las múltiples interacciones que tenemos con cada vez más dispositivos que se transforman en "big data". Hay tantos datos y hay cada vez más "out there", que hay una inevitable conexión entre el mundo ciber, online o virtual y el mundo físico. Podemos ir a ver una sesión de teatro porque nos ha saltado un banner anunciando la última representación de Cascanueces en el Teatro Apolo, paramos a comer en el la Arrocería ST. James más cercana porque buscamos a través de el Tenedor desde una determinada geolocalización "powered by Google". En el caso inverso de las tiendas físicas, la "flagship" de Adidas en la calle Serrano es un escaparate físico que te adentra en el mundo online de la venta electrónica de sus artículos a través de cualquier dispositivo web. 

lunes, 13 de noviembre de 2017

Entendiendo la función de las Fuerzas Armadas


Como profesionales debemos actuar con arreglo a los principios de objetividad, integridad, neutralidad, imparcialidad, confidencialidad, dedicación a nuestro trabajo, transparencia, ejemplaridad, austeridad, accesibilidad, eficacia, honradez y promoción de nuestro entorno cultural y medio-ambiental. Nuestro espíritu debe impulsarnos a obrar siempre bien, sin contentarnos con hacer simplemente lo preciso, con disponibilidad permanente, adaptándonos a las circunstancias concretas de cada momento y realizando nuestro trabajo con la máxima diligencia y puntualidad. También debemos velar por el prestigio de nuestra empresa y por el nuestro propio como empleados de ésta, esforzándonos en que nuestra aportación personal mantenga los mayores niveles de preparación, eficacia, eficiencia y cohesión y así merecer ser seleccionados para los proyectos de mayor importancia.
  
El párrafo anterior podría formar parte de un libro de empresa sobre gestión de recursos humanos, pero está extraído, no literalmente, de las Reales Ordenanza de las Fuerzas Armadas; en concreto de los artículos 5, “Actuación del militar como servidor público”, 14, “Espíritu militar”, 20, “Disponibilidad para el servicio, y 22, “Prestigio de las Fuerzas Armadas”. Todo ello, así como otros artículos de las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas, podría perfectamente guiar nuestras vidas para hacernos mejores personas y profesionales, sea cual sea nuestra actividadCreo que en esto consiste la superioridad de los valores militares y el comportamiento que estos acarrean sobre los valores y comportamientos que vemos en otros ámbitos de la sociedad.

El pasado 6 de octubre El Alcázar de las Ideas mantuvo una jornada muy especial en la Base Aérea de Morón de la Frontera. Interesantísima visita desde el punto de vista técnico que, no obstante, no debe ocultar que la mejor lección que aprendimos fue la del espíritu de servicio hacia la sociedad de los militares que componen nuestras Fuerzas Armadas.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Los MOOCs (Massive Online Open Courses) y la formación del futuro



"Hasta hace unos pocos años estudiar una carrera universitaria o una formación profesional determinada implicaba un empleo de por vida y el mercado laboral absorbía razonablemente bien a los nuevos candidatos. En el mundo de hoy cada vez menos."
En los países occidentales, la educación certificada se obtiene a través de un itinerario formativo reglado donde instituciones públicas, privadas y semiprivadas aportan conocimientos, hábitos y habilidades hasta el primer destino profesional. A partir de ahí cada persona puede redirigir y afinar su carrera profesional con formaciones adicionales, certificadas o no, por instituciones privadas (la mayoría) o públicas. 
Cada vez más lo que hemos estudiado durante la carrera no será lo que apliquemos durante nuestras etapas de trabajo, cambiaremos de empresa y de sector, alternaremos etapas de paro, sabáticas, de formación, con desempeños profesionales o aventuras empresariales. Va a ser más importante que nunca la formación durante la etapa profesional y los cursos masivos online (del inglés MOOCs o “Massive Online Open Courses”) tienen un importante lugar. Junto con estos, las universidades más punteras ya están apostando por sistemas blended (SPOCs: Small Private Online Courses, Flipped Classroom, etc.). 


viernes, 27 de octubre de 2017

La necesaria reconstrucción de afectos tras la DUI

"La aprobación estrambótica de la DUI en el Parlament catalán con ausencia de los representantes de los grupos en contra de una votación ilegal es la culminación de un enfrentamiento institucional entre el gobierno de la comunidad autónoma catalana y el Estado español. "

Pero lo más grave de este enfrentamiento es que la causa secesionista está apoyada por (seguramente) millones de personas en Cataluña. Sin su apoyo nunca los parlamentarios secesionistas se hubieran atrevido a llegar tan lejos. Asociaciones como ANC y Omnium Cultural han sido parte clave de la estrategia de movilización en la calle. Una cuidadosa puesta en escena mediática y una acertada estrategia de redes sociales han sido indispensables en la construcción del edificio independentista. Su política de relaciones exteriores ha recibido un eco nulo a nivel institucional pero una comprensión mucho mayor en las redes sociales y medios de comunicación a través de una manipulación no sólo de la historia de Cataluña en España, sino de la escalada reciente incluyendo mentiras sobre una actuación policial extrema el 1-O.

Nadie sabe qué pasará en los próximos días y todos esperamos una actuación proporcionada del Estado ante la magnitud del desafío. El efecto y la reacción de población catalana serán claves. El independentismo es una creencia, y como tal está en lo más profundo de un mosso, un funcionario de un ayuntamiento, una ama de casa o un estudiante.